La maternidad y la culpa

maternidad y la culpa

Artículo que he publicado para el Bloggers&Family

La maternidad y la culpa

 

La maternidad es un torrente de emociones.

Amor. Alegría. Generosidad. Orgullo. Empatía. Apego. Felicidad. Cariño.

Pero también, cansancio. Estrés. Preocupación. Agobio. Derrota. Y culpa, la maldita culpa.

La culpa es un sentimiento que gira alrededor de la maternidad. Y sí, digo maternidad, porque parece ser que es un sentimiento que se centra, en gran medida, en las mujeres. Es una de nuestras “mochilas” más pesadas.

Todo empieza ya cuando buscamos el embarazo. Sentimos culpa si no nos quedamos embarazadas, culpa por no ser fértiles y no poder tener un bebé. Si el embarazo no va bien, si algo le pasa a nuestro bebé, sentimos culpa por ser la que lo lleva dentro. A mí me pasó, mi bebé era “demasiado pequeño” y yo me sentía culpable por no haberme cuidado bastante. Si el parto no sale bien, como somos nosotras las que parimos, sentimos culpa por no haber podido dilatar, por no haber podido empujar, o por no haber podido tener un parto vaginal. En mi caso, sentí durante mucho tiempo culpabilidad por no haber podido llegar a las 40 semanas y haberlo tenido a la semana 37.

Y la lista no acaba con el embarazo y el post parto. Ojalá, pero la maternidad y la culpa no han hecho más que empezar.

Durante la crianza la culpa vuelve a sacar baza y aún con más fuerza

 

¿Lo hago bien?

¿Soy buena madre?

¿Es lo mejor para ellos?

A veces sentimos que no hacemos bien de madre, que no somos suficientemente buenas para nuestros hijos, porque queremos hacerlo lo mejor para ellos y queremos ser perfectas. Pero no sabemos cómo conseguirlo. Nos equivocamos, nos agobiamos con la alta demanda, y no pensamos que es normal no ser perfectas, nos pensamos que el problema somos nosotras.

Seguir leyendo…..

Sígueme por email

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.