Educación sexual para adolescentes (segunda parte)

Educación sexual para adolescentes

Educación sexual para adolescentes

 

En la anterior entrada expliqué qué deberíamos incluir en la primera parte de una charla de educación sexual para adolescentes. Hablé de la parte más de salud, resumiendo los principales métodos anticonceptivos y las enfermedades de transmisión sexual. Pero, como ya dije en esa entrada, si solo incluimos esa parte queda una charla incompleta. Porque la sexualidad es mucho más que las relaciones sexuales y los riesgos, la sexualidad es un conjunto de emociones y relaciones.

Y es importante que la educación sexual para adolescentes se de un modo integral y global en centros escolares, pero también que sea un tema que se hable en casa sin tabúes. Debemos hablar de sexualidad en casa  con naturalidad, adaptando las respuestas a sus preguntas según su edad. Puedes ver el post completo de hablar de sexo con los hijos para encontrar estrategias adecuadas.

Por eso, hoy os traigo un pequeño y resumido glosarios de qué otros aspectos hay que incluir en la educación sexual para adolescentes, de los aspectos más emocionales y relacionales de la sexualidad.

Educación sexual para adolescentes integral

 

  • Masturbación. La masturbación no tiene por qué ser tabú, no es algo malo, al contrario. El placer tiene que empezar con uno/a mismo/a y después, si se quiere, se puede compartir. Es positivo que exploren con su cuerpo, que aprendan a quererse y a respetarse antes de tener relaciones sexuales con otras personas. Simplemente hay que educar en que debe ser un acto para la intimidad.
  • La menstruación. Hay que tratar la menstruación, la regla, como algo natural del cuerpo de la mujer, y no como algo sucio que se debe esconder. Es un indicativo de que el sistema reproductor funciona, no hay nada pudoroso en ella.
  • La virginidad. Los adolescentes siguen teniendo bastante fijación con el tema de la virginidad. En los chicos parece una pérdida de virilidad seguir siendo virgen a partir de cierta edad. Y en una chica parece deseable ganar a la virgen como trofeo. De eso tiene culpa la educación machista y los mitos del amor romántico. Debemos educar en que la virginidad no es más que un símbolo sin más importancia, y que para tener relaciones sexuales hay que estar preparado, nunca hacerlo presionado/a por la pareja o amigos. Una mala experiencia sexual puede condicionar todas las demás experiencias. De ahí la importancia en educar a saber decir no.
  • El acto sexual. Ligado al concepto de virginidad, se sigue teniendo el concepto de que el acto sexual, que el tener una relación sexual, es realizar el coito con otra persona, la penetración. Los adolescentes de hoy siguen tomando la penetración como la meta a conseguir, como el objetivo en las relaciones sexuales, y por eso queman etapas sexuales tan rápido. Es importante educar en ese aspecto. De allí que se les llamen preliminares a todas las demás prácticas sexuales, restándoles importancia. Hay muchas formas de disfrutar sexualmente con otra persona, educar en ese punto es vital para fomentar relaciones equilibradas y sanas.
  • La pornografía. Los adolescentes de hoy tienen, a través de internet, un rápido y fácil acceso a la pornografía. Como expliqué en el anterior post, el problema no es que vean porno, el problema es que vean un porno violento y machista y lo tomen como referente sexual. Educar en que la pornografía no es más que una interpretación alejada de la realidad es vital para que no reproduzcan sus patrones.
  • Estereotipos de género. Son el conjunto de ideas preconcebidas utilizadas para explicar el comportamiento de hombres y mujeres. Dictan cómo deben comportarse, como deben vestirse, y cómo deben relacionarse hombre y mujeres según su género. Por ejemplo: en las mujeres hay el estereotipo de que son más sensibles y se deben ocupar del hogar, frente a los hombres que son fuertes y líderes en el trabajo. Este conjunto de etiquetas no es natural según el género, es culturales. La sociedad nos inculca desde pequeños a través de dibujos, juguetes, y el entorno. Hay que educar en romper estos estereotipos, educar en que cada persona puede ser libre de ser como quiera sin importar su género. Leer más.
  • Identidad de género. Es la percepción subjetiva que un individuo tiene sobre sí mismo en cuanto a su propio género, que podría o no coincidir con sus características sexuales. Es decir, una persona puede identificarse con un género que no coincida con su sexo asignado biológicamente, que no coincida con sus genitales. Por ejemplo: una persona puede tener genitales masculinos pero no sentirse hombre, sentir que es una mujer aunque sus genitales no coincidan. En ese aspecto debemos educar en que hay diversidad, que no es algo que de elija, y sobre todo en tolerancia y respeto hacia los demás. Leer más.
  • Orientación sexual. Se refiere a un patrón de atracción sexual y emocional a un grupo de personas definidas por su género. Es decir, define y clasifica que una persona se sienta atraída por las personas del sexo contrario, por las del mismo sexo, o por ambas. Por ejemplo: una mujer pude sentir atracción solo por los hombres, mientras otra puede hacerlo solo por las mujeres. Aquí volvemos a resaltar la importancia de educar en que hay diversidad, que no es algo que de elija, y en tolerancia y respeto hacia los demás. Leer más.

Potenciar la educación sexual para adolescentes

 

Esta es la segunda parte esencial que debe contener una charla de educación sexual para adolescentes para que, junto con la primera parte, sea completa. Hay que educar en sexualidad de un modo integral. Y debemos hacerlo con un discurso abierto y no tradicional, para poder así educar a los adolescentes en ser tolerantes y respetuosos con ellos mismos y con los demás, educar en el concepto de diversidad sexual.

Y, por último, no debemos educar desde el miedo. El sexo es algo divertido y sano si se toman las medidas oportunas. Lo más importante es que si tienen relaciones sexuales sea de un modo seguro y sano, física y emocionalmente.

Si queréis ver un vídeo que explica de un modo divertido y claro qué es la identidad de género y la orientación sexual y, y también los tipos que hay, podéis clicar aquí.

Sígueme por email

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.