La Liga de la Tetina: yo soy de biberón

yo soy de biberón

En mi anterior entrada ya conté que pensaba que la lactancia materna está sobrevalorada. Creo que se le da muchas más cualidades de las que tiene a nivel alimenticio, como si del Santo Grial se tratara. Ojo, que no pongo en duda que es un alimento idóneo para el bebé, ya que contiene todos los nutrientes esenciales para su desarrollo, protegiéndolo de alergias, diabetes y obesidad, siendo un alimento totalmente natural.

Cada vez se está concienciando más que la lactancia materna es lo más sano para el bebé, y se va creando un gran movimiento de defensores, la denominada La Liga de la Leche, para que madres que quieran dar el pecho reciban apoyo y asesoramiento. Es fantástico que algo tan natural se haya normalizado y que las mujeres que quieren puedan dar el pecho con total libertad. ¿Pero qué pasa con las mujeres que deciden no dar el pecho?

A medida que van saliendo defensores de la lactancia materna se empieza una caza de brujas con las madres que dan biberón.

 

Se ha abierto una guerra de prejuicios y ataques que a nada bueno nos van a llevar. Y no, no exagero, yo misma lo he vivido. Profesionales de la salud que presionan insistentes qué hay que dar pecho a toda costa, sin tener en cuenta el estado de la madre. Miradas acusadoras cada vez que le das un biberón en el parque a tu bebé, como si de una lata de cerveza se tratara. Y la eterna pregunta de cualquier persona que ni te conoce:

– Le das el pecho, ¿no?
– No.
– ¿Por qué?

Por qué. Como si tuviera que dar explicaciones a cualquier vecina. Jamás se me ocurriría preguntarle a una mujer que da el pecho por qué lo hace. Dar el pecho a cualquier precio no vale. Si lo das, y tanto tú como tu bebé lo disfrutáis perfecto, pero si tiene que ser un infierno (ya sea por dolor, ansiedad, que no gane peso…) no vale la pena. Así, sin más. Porqué creédme, si vuestro bebé no come leche materna comerá leche de fórmula, y crecerá igual, pero a una madre no se la puede remplazar, y una buena madre es una madre feliz.

yo soy de biberón

 

Mi historia personal con la lactancia es breve.

 

Con mi hijo tuve un buen embarazo y un buen parto. Dar el pecho no era algo con lo que estaba empeñada si o si, quería intentarlo, pero tenía claro que si no funcionaba lo dejaría.

Mi hijo nació a las 37 semanas con bajo peso (2530g) y allí empezó el calvario. Las comadronas insistiendo en ponerlo en el pecho todo el rato, donde no salía nada. El niño no se agarraba, no comía, solo dormía. Llegados a un punto yo dije que probáramos dándole un biberón, que el niño no comía por qué no salía nada. Así que siguieron insistiendo hasta que el niño, aparte de perder mucho peso, hizo una hipoglucemia brutal (bajada de azúcar). Resultado: a mí me dieron el alta y mi niño se quedó ingresado en la uci neonatal una semana, con una sonda para que comiera.

Fue horrible separarme de mi bebé nada más nacer, tener que ir a casa con las manos vacías. No dormí ni comí apenas en toda la semana, cogí tal ataque de ansiedad que me tuvieron que dar ansiolíticos. Me obsesionaba la idea de que no me conocería, que no sabría que yo era su madre.

Cuando por fin pude llevarme a mi niño a casa volvieron a decirme que sobre todo le diera el pecho. Intenté que se agarrara, pero se ponía histérico, parecía como si no tuviera ese instinto. Así que dije “A tomar por saco, hasta aquí”, dejé de intentarlo y pasamos al biberón. Allí empecé a disfrutar de mi bebé, yo y su padre, ya que podíamos compartirlo todo. Si no se hubieran empeñado tanto, puede que mi hijo no hubiera estado ingresado.

Después de eso he tenido que lidiar constantemente con el tema de por qué no le he dado el pecho, comentarios críticos de enfermeras, pediatras, madres, vecinas, y hasta mis suegros. Y ahora estoy de nuevo lidiando con ello, ya que acabo de ser madre de una niña, también nacida a las 37 semanas con bajo peso (2560g), y he decidido darle directamente biberón. No he querido ni intentarlo. Aún y escuchar en el paritorio a las comadronas con el “Tú misma, tú sabrás, es tu hija”. Pues sí, es mi hija y mi cuerpo, yo decido.

Así que pido por favor ¡Basta ya! A ver cuando empezamos todas y todos a dejar de juzgar y a respetar.

Sígueme por email

Comparte si te ha gustado

35 comentarios

  1. Como puedes decir que dar biberón es mejor que dar el pecho? La leche materna es lo mejor que hay para el bebé, tu ve dando al tuyo veneno de fórmula y verás como enferma.

    • neurasdemadre

      Creo que no has leído o entendido el artículo, en ningún momento he dicho que dar biberón es mejor que dar pecho, al contrario, solo digo que no siempre es la mejor opción según que casos. Y lo de “veneno de fórmula” me parece muy irrespetuoso. No me voy ni a molestar en borrar el comentario, así quedas tu retratada, no yo.

      • El cuerpo me pide escribir un comentario lleno de argumentos y distintos puntos de vista, con un lenguaje muy formal, como si fuera una tésis, pero lo único que me sale es: “flipo con la peña”. No alimentemos al troll, pero haces muy bien en dejar el comentario. Te dejo una idea, lo puedes enseñar parafraseando: “Comentario inapropiado / el que tengo aquí colgado”.

        • neurasdemadre

          Hay gente que es muy abnegada y no se da cuenta que la vida no es blanco o negro, sino que hay una gran variedad de tonos grises. Todas las opiniones son aceptadas si son con respeto, pero algunos solo saben crear tensión. ¿Qué diría Freud de eso? Por eso yo no soy “pro nada”, no me gustan las corrientes radicales, cada uno que se adapte a su modo de ser y sentir. ¡Gracias por comentar, un abrazo!

      • Muy rara vez contesto a comentarios así, pero esta mujer aparte de ser una irrespetuosa es una ignorante. Yo tengo dos hijas, la primera le di biberón porque soy epiléptica y tomo medicación, la cual parte de ella va a la leche y eso sí que es veneno para el bebé. Eso fue lo que me dijeron los médicos hace 6 años, edad que tiene mi hija. Ahora que tuve la segunda el neurólogo y pediatra me dijeron que podía dar pecho porque se hicieron estudios en este tiempo y se vio que la cantidad que iba a la leche era mínima y no afectaba, entonces le estoy dando pecho y biberón ya que no se llena sólo con pecho. Con esto te quiero decir que hay muchas razones por las que muchas mujeres no dos pecho, que van desde que no quieren hasta que no pueden . Por eso a mí me duele mucho que se critique tanto a las mujeres que dan biberón y mucho peor que digan barbaridades como que la leche artificial es veneno; veneno es lo que tienes tú dentro por pensarlo y más por decirlo

        • Me alegro que hayas podido dar el pecho esta segunda vez si era tu deseo. Como tu dices hay madres que no dan el pecho porque no pueden y otras porque no quieren, t todas merecen el respeto.
          Gracias por comentar un abrazo

    • Pues mis dos niños han crecido con leche de Fórmula y no se han puesto nunca malos en 4 años. No han tenido ni cólicos, no han estado estreñidos ni nada de nada de lo que te amenazan de que les va a pasar si no les das el pecho. Y muchos de los que toman pecho aún con 3 y 4 años se pasan el invierno malitos. Con eso no quiero decir que una cosa sea mejor que la otra, si no que Midas tus palabras, ya que hay casos y casos y no sabes nada sobre las vivencias de los demás. De eso se trata, de no hablar gratuitamente y juzgar sin saber.

      • Es como todo, no podemos generalizar, pero hay tantos mitos entorno a estos conceptos que por eso sentía que tenía que aclarar. Internet es el paraiso de la información y de la desinformación.
        Muchas gracias por comentar, un abrazo!

    • Pepita de los palotes

      Una talibana de la teta es lo que eres . Porque en el momento que dices “veneno” ya se ve el tipo de persona que eres. Te has dado cuenta que hay madres que no tendran mas remedio que dar biberon y con este comentario las haras sentir de lo mas culpables y miserables? Modera tus opiniones porque pueden ser ofensivas. Ademas si piensas que con la leche materna no enferman tanto es tas muy equivocada. Enferman igual.

      • Lo importante es eso, no descalificar a las demás madres por elegir una opción diferente a la de una. Todas las opciones son validas, y calificar de mala madre no hace más que culpabilizar a las demás. Si dejáramos de juzgar y empatizáramos más todo sería más fácil.
        Muchas gracias por comentar!

    • Esto es demagogia pura. No podeis decir que un niño que toma biberon va a enfermar. Yo tengo dos hijos de 6 y 4 años. Con el primero la situacion fue parecida a la que ella expone. Al igual que esta chica yo no disfrute de mi bebe y el no dejo de llorar hasta que le di un biberon a los 5 dias de haber nacido despues de una hipoglucemia… con el segundo igual que ella ni lo intente. Y puedo decirte que mis dos hijos han ido a la guarderia desde los 5 meses por razones de trabajo y porque no tenemos ayuda de abuelos ni nada parecido. Mi hijo pequeño a dia de hoy no ha enfermado nunca y no ha faltado ni un sólo dia a la escuela infantil ni hasta ahora que ya esta en p4. A ver cuantas mamas de pecho podeis decir lo mismo. No quiero decir que sea mejor un biberon pero atacar diciendo que les damos veneno a nuestros bebes es casi de mala persona. Menos juzgar y mas entender las situaciones de cadacual.

      • Pues mira veo que tenemos la misma experiencia y con los hijos de la misma edad. Yo siempre digo que todas las opciones son buenas, los niños crecen igual de sanos. Que es más natural la LM, eso no lo niega nadie. Lo importante es respetar a las demás madres y opciones.
        Gracias por leerme y comentar!

    • Por favor, si no tienes nada coherente que decir mejor no digas nada

    • VENENO DE FORMULA? DE VERDAD? Mi hijo toma biberón desde los 7 dias de nacido y aún no ha enfermado, esta sano no, lo siguiente cuando niños con pecho si. Así que no inventemos porfavor, gracias.

    • Pues mira, yo tengo 33 años y no tragué ni un trago de leche marterna en mi vida, y te aseguro que estoy más sana que muchas personas que fueron criadas a biberón. Respeta para que te respeten.

  2. La base de todo es el respeto. Siempre lo he dicho y creo q siempre lo diré. Yo tengo dos angelitos en mi casa. Mi niño con 3 años,iba con la obsesión de pecho si o si y desde el hospital vinimos a casa con mixta. Estuvimos 13 días intentando,pero mi niño quería más y más,lo tenía a todas horas en el pecho,pero no hubo manera. Yo me cogí una depresión para nada. Después de dos años llegó mi niña,q ahora tiene uno. Lo intenté,pero vi q estaba volviendo por los mismos pasos q con su hermano,me veía otra vez con depresión y dos pequeños a mi cargo,así q al cuarto día dije q hasta aquí había llegado. Yo si tenía leche,y no le di por miedo. Es tal la obsesión y la manera en q te hacen ver las cosas q me derrumbaba. Cada vez q oía a mi niño hacer un ruido me ponía en tensión,pensando q le tenía q dar el pecho. A mí me encanta ver a las mamis q amamantan,es algo bonito,pero cuando no se puede no se puede o sino se quiere no se quiere. Eso es así y siempre va a ser así,cada uno es libre de tomar sus decisiones y los pequeños se crían igual de una manera u otra. Q parrafada he soltado,jejeje. Un abrazo enorme

    • CLaro, es como tu dices: la base de todo es el respeto. Los profesionales del sector deberían ayudar y no presionar. Cada madre hace lo que quiere, o lo que puede, cada caso es distinto y no se puede generalizar. Gracias por comentar!

    • A mi me pasó algo parecido. 3 semanas duramos con lactancia materna. Siempre quería más y más, no ganaba peso, yo tenía muchas grietas, me hacía un daño terrible, lloraba y todo cada vez que se enganchaba, y cuando me di cuenta de que no teníamos la relación que podíamos tener, dije que ya estaba bien. Aún así, el primer biberón se lo di llorando de rabia. Al poco tiempo comprendí que había hecho lo mejor, porque pudimos disfrutar mucho el uno del otro. Y eso es más importante que darle leche materna… Pero que cruz hay que aguantar de la sociedad. En fin…

      • Hola, siento leer que fuera una mala experiencia para ti, pero me alegro que al final tomando otra opción pudiste disfrutar de tu bebé. Al final es lo más importante, estar feliz nosotras para poder hacerlos felices a ellos 🙂
        Gracias por comentar!

  3. Pues yo con mi primera hija igual, me obsesioné con darle el pecho y fue un calvario. Mi hija no hacía más qur dormir, pero como no tenia hipoglucemias pues no se preocupaban porque no comiera… encima lo poco que comía lo vomitaba, y al salir del hospital nos dieron cita en el mismo hospital para que los de la uci de neonatos la pesaran al día siguiente. ¿Que pasó? mi hija pasó de pesar 3.050 gramos al nacer a pesar 2.600 en cuestión de 3 días. Empecé a sacarme leche y dársela en biberón, y así con la puñetera obsesión aguanté 4 meses. Y digo aguanté por no decir me torturé, porque acabé con una depresión por no poder dar pecho. Encima mi hija por tener reflujo me dijeron que mejor pasar a mixta hasta que mi cabeza pudiera cortar mi obsesión con el sacaleches, y así 4 meses hasta que pasamos finalmente al biberón de LA.
    Tengo que decir que ha seguido comiendo igual de mal durante muchísimo tiempo (18 meses) y acabó medicada para abrir el apetito y ahora por fin come bien jaja
    Estoy embarazada de mi segunda hija y aun tengo como una mini voz interna que me dice: dale tetaaaaa!
    Pero dicho hasta por un psicólogo, mejor no voy a intentarlo por miedo a acabar con otra depresión por el mismo tema, prefiero que mis dos hijas tengan una mamá feliz.

    • Siento saber que lo pasaste mal, creo que a veces nos ponemos la idea a la cabeza de como vamos a hacerlo y esto, cuando no sale bien, nos bloquea de tal forma que aparece la depresión. Lo mismo pasa con el parto, podemos pensar como nos gustaría que fuera, pero no lo podemos controlar. Con la lactancia en muchos casos pasa lo mismo. Yo te diría que, si te apetece, lo vuelvas a intentar, pero sin presiones, y si no te apetece directamente biberón, y sin culpa. Eso he hecho yo y me siento feliz por ello. Muchas gracias por comentar!

  4. A mi me paso parecido sin llegar a la UCI pero si al estar ingresado en neonatos a los 5 días muy deshidratado … casi en las últimas. No quiero pensar si hubiese pasado otro día más. Y todo por la insistencia de dar el pecho exclusivamente y no darle ni bibi ni chupa por si luego se acostumbran a lo fácil y no se enganchan bien (consejos de matronas y gente que no quería ni oir hablar de dar el biberón y que nada más te hablan de teta, teta y más teta todo el embarazo descartando cualquier otra opcion). Aún yendo los días antes a la matrona pidiendo consejo, nadie te recomienda darle bibi, ya que eso parece ser lo más horrendo del mundo, como si fuera a hacerle mal. Y lo peor es el sentimiento de mala madre de después, por hacer caso a los demás y negarte a comprar leche de Fórmula por si luego “no quiere teta” pensando que por mi culpa e insistencia había estado pasando hambre y sufriendo durante 5 días. Eso si, te insisten mucho pero nadie va al hospital a asesorarse ni a ver como se enganchan y si come o no. Si llora y les llamas a que te vean siempre lo achacan a los cólicos, nunca hambre. Con el segundo ya no me paso, porque de todas las experiencias se aprende. No quise ni intentarlo porque sabía que iba a durar días… y siempre sufriendo sin saber si come bien o no. Perfectamente criados y sanisimos los dos con leche de Fórmula 😁😍. Lo que más fastidia es no ser objetivos con toda la información sobre todo con las mamás primerizas por parte de las matronas, enfermeras etc., ya que no hay duda que el pecho es lo mejor pero no todos los bebés y mamis son iguales y hay casos y casos y para eso existen las otras opciones que nadie explica.

    • Cuando somos primerizas nos fiamos a fe ciega en el personal médico (matronas, enfermeras, pediatras….), es por ello por lo que ellos más que nadie deberian potenciar la lactancia materna, si, pero no presionar a quien no toma esa opción.
      Gracias por leerme y comentar, me encanta leer vuestras historias también 🙂

  5. En esta casa hubo más biberón que teta y si fuera bendecida con una 3era criatura, ahí iría directo con biberón, se ajusta perfecto a nuestra rutina y comodidad.

  6. Pingback: La lactancia materna está sobrevalorada

  7. Yo tuve la suerte de beneficiarme de la ayuda de un grupo de soporte a la lactancia donde había mucho respeto a la madre, le dieras pecho o no. Al final esta seguridad que te transmitían las doulas y matronas junto a la aportación de otras madres que explicaban sus situaciones me ayudaron para que finalmente pudiera llevar a cabo mi voluntad, que era dar el pecho ( no fue nada facil). He amamantado a mi hija 2 años y medio y a mi hijo un año y medio y no me arrepiento y creedme que también he sido criticada por eso incluso por nuestra enfermera pediatrica de referència. Oye que cada una haga lo que le dé la gana y seguro que decida lo que decida será lo mejor para sus hijos, o es que una madre no quiere lo mejor para sus hijos?? Nadie debería juzgar en nada… Un beso a todas!

    • Exactamente, cada una debe estar convencida de su decisión, y el entorno respetarla. Tuviste suerte de tener apoyo, muchas madres no lo tienen. No es justo que se presione, ni a las que no dan el pecho ni a las que dan lactancia prolongada. En el respeto está la clave. Y criar los hijos cada una a su modo pero siempre con amor.
      Muchas gracias por comentar y aportar tu caso Anna!

  8. Mama prematura

    Veneno? Tu sabes lo que puede llegar a crear este comentario a alguien que no tiene leche?
    Mi hijo ha nacido prematuro moderado, con CIR 1 y no tenia fuerzas para agarrarse… yo he estado torturandome con el sacaleches y no he llegado a tener la subida… me he esforzado muchisimo con la ayuda de los profesionales de la UCI neonatal y he te ido que aguantar el comentario de una pediatra diciendome “tu sabras lo que haces, pero que sepas que si te pasas a la formula tu bebe Puede tener problemas de desarrollo” (al comentarle que solo me sacaba 20ml por toma). A caso mi bebe vivira de estos escasos ml toda su vida?
    Este dia no te imaginas lo que llegue a llorar y a sentirme mala madre… pero des de entonces, decidi dejarlo… mi bebe llevaba mes y medio vivo gracias a la LA. A dia de hoy, puedo decir que estoy disfrutando mas que nunca de el, igual que mi marido, que puede participar tanto como yo… es un niño saníssimo y feliz.
    Y de veneno nada, que yo crecí con leche artificial, igual que mi hermano, y los dos estamos fuertes y sanos.
    Solo quiero decir una cosa mas, ni la leche materna es mejor, ni la la leche de formula es peor… alimentar es lo mejor. Sea de la forma que sea.
    Gracias por el articulo. 🙂

    • Siento leer tu historia, lamentablemente hay muchas así, por eso decidí escribir este artículo para poder ayudar a quitar culpabilidad. Hay casos y casos, y nunca se debería juzgar. Como tu bien dices al final lo importante es que se alimenten 🙂
      Un abrazo y gracias por comentar

  9. Te acabo de encontrar gracias a un grupo de Facebook, y realmente me hubiera gustado que me hubieran apoyado como lo ha hecho tú blog hoy. Con mi hijo, de 5 meses, ya doy por perdido el dar solo biberón y me tocará aguantar la ansiedad hasta el destete total…. pero para próximos descendientes ni lo voy a intentar, no pienso pasarlo así de mal nunca más.

    • Yo si te digo la verdad con el primero lo pasé mal, y más sumando los comentarios ajenos que siendo primeriza te afectan. Esta vez he decidido yo misma ni intentarlo, no me apetecía, y me siento muy feliz, y la gente que diga lo que quiera. Por eso quería compartir este artículo, para ayudar a madres que por culpabilidad se fustigan. No todo vale a cualquier precio. Seguro que lo haces genial, eso no lo dudes!
      Un abrazo, gracias por comentar 🙂

  10. Pingback: Madre Desnaturalizada

  11. Hola, no se como llegué a tu blog jeje!
    Lamento que hayas tenido una mala experiencia y que no hayas tenido el apoyo que realmente necesitabas. . Mi experencia fue así: desde el embarazo busqué mucha información y estaba convencida de que quería dar el pecho a mi bebé, me sentía la mujer más informada y pensaba que la tenía dominada… pues oh sorpresa que la teoría no se parece nada a la práctica y principio lo pasé muy mal y a pesar que desde el día que me dieron de alta una doula acudió a mi casa para darme asesoría que me ayudó muchísimo en cuanto a posición y agarre (porque sí que dolía) pero igual mi bebé comía muy poco y se quedaba dormido al pecho o al menos yo pensaba que comía. no tuvo bajada de glucosa pero si llegó a perder peso y a deshidratarse al quinto día y lo tuvimos que llevar de emergencia al hospital porque ya de plano no podíamos despertarlo para que comiera. Yo empezaba a tener la bajada de leche y ahí me tienes con un bebé sin comer y yo con los pechos como piedras y adoloridos a reventar sin poder sacar la leche por ningún medio. Pasamos toda la noche en el hospital y al bebé tuvieron que hidratarlo suministrando leche de fórmula, la pediatra me dijo que suspendiera el pecho el fin de semana. Me sentí pésimo porque me hicieron pensar que no tenía leche para alimentarlo, que no lo llenaba y demás mitos que nos hacen creer y que era mi culpa por aferrarme. Pues realmente no me rendí, y seguí ofreciendo el pechoel bebé primero y después le daba la fórmula que me indicaron… recuperó peso y la doctora (que obviamente no era pro lactancia) “me dio permiso” de volver a dar el pecho pero seguir complementando con la fórmula. Así pasó una semana y Pues resulta que el bebé se acostumbra pronto a lo fácil (se mama más facil con biberón) y empezó a rechazar el pecho y me sentí peor que antes porque no quería que mi bebé tan pequeño se quedara sin los beneficios que la leche materna le daba. La doula nuevamente me ayudó con un método de relactación y además acudí a otro pediatra esta vez 100% capacitado en lactancia quien me asesoró e indicó que quitara de inmediato la fórmula. Ellos salvaron mi lactancia y siento que fue mucho más porque me hicieron sentir segura de mí misma y me brindaron los ánimos que los demás no me dieron. Pues llevamos apenas 3 meses de lactancia exclusiva y mi bebé gana muy bien peso. pienso que gran parte del fracaso de la lactancia es porque no hay quien nos guíe de la manera correcta y muchas veces el personal de salud que nos atiende no está capacitado para ayudar. Lo que si difiero es tu postura de que la lactancia materna esta sobre valorada, de verdad no hay comparación etre una y otra pero lo dices por la mala experiencia que tuviste. Está mal que se juzguen tan duro unas a otras. Al contrario que tu, yo me siento juzgada por ser una mamá que amamanta en donde la mayoría da el biberón. En fin cada quien su chichi y cada quien su biberón… lo que les haga sentir mejor. 🙂

    • Oh, que mal lo debiste pasar con un bebé tan pequeño, me alegro mucho de que haya terminado todo bien. Has luchado para tener tu lactancia y con ayuda lo has conseguido, me alegro mucho. Yo no era algo que deseaba mucho, por eso no luché, pero lo peor es el qué dirán luego.
      Un abrazo guapa, gracias por contar tu caso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.