Sobre mi

Mi nombre es Mamá Neurótica. Nací en el 1984 y en el 2013 me convertí en madre de mi estupendo hijo y en 2017 repetí con mi estupenda hija. Estudié Psicología y luego me especialicé en Educación Sexual y Afectiva y en Igualdad de Género. Desde entonces trabajo en consulta, llevo grupos de mujeres víctimas de violencia de género, voy a los institutos a dar charlas sobre sexo, hago talleres para jóvenes en ayuntamientos, doy charlas para padres de adolescentes, e incluso en mis ratos libres hago Tapersex.

Y si, dicen que las madres psicólogas son las peores.

 

Cuando me convertí en madre, hace ya cuatro años, mi mundo y mi manera de pensar cambió por completo. Por una parte, tuve que comerme mis propias palabras con eso de “yo nunca haré…”. Y por otra sentí que los primeros meses son duros no, lo siguiente. Todo esto me pilló por sorpresa y me vi sobrepasada debido a la imagen idealizada que nos han vendido de la maternidad. Nos han vendido un estereotipo de madres felices y radiantes, paseando sonrientes a sus bebés y contando lo maravilloso e ideal que es la maternidad, sin importar las noches en vela, las ojeras, las estrías, los lloros incesantes, la perdida de intimidad…, y yo solo podía pensar cuando terminarían esos primeros y fatídicos meses.

Es por esto por lo que, ahora que repito en la aventura de la maternidad, he decidido crear este blog, para contar mi experiencia de una manera auténtica y real, sin tapujos, sin postureos, con mucho sentido del humor y con una perspectiva feminista.

Mamá Neurótica

 

No se admiten más comentarios