Colecho, ¿hay un límite?

límite del colecho

Cada vez se ve menos esa imagen de una cuna con el recién nacido al lado de la cama, y es que cada vez se practica más el colecho. Nuestra abuela o nuestra suegra seguramente se ponen las manos a la cabeza “Lo vas a mal acostumbrar” “No te los vas a sacar nunca”, o al menos las mías si lo hacen. Pero si algo está claro es que, si Ikea ha fabricado una cuna para hacer colecho es que eso vende, y, por tanto, significa que es una práctica cada vez más extendida.

El colechoco-sleeping o cama familiar es una práctica que consiste en poner a dormir al bebé no solo en la habitación de los padres, sino en la misma cama que los padres, o en una cuna abierta y pegada a la cama. Pero como todo en lo que concierne la maternidad, hay defensores y detractores de esta práctica.

¿Qué ventajas tiene el colecho según sus defensores?

 

  • Al tener al bebé al lado se puede mantener un estrecho contacto físico con él que le proporciona calma y seguridad.
  • Podemos estar más pendientes del bebé y reaccionar con más rapidez si hay algún problema.
  • Proporciona un sueño más reparador a las madres lactantes, porque no necesitan levantarse para alimentar al bebé, sobre todo para las madres que dan lactancia materna.

¿Qué desventajas tiene el colecho según sus detractores?

 

  • El bebé se acostumbra a dormir acompañado y, si no aprende a dormir solo, después llevará mal la separación y tendrá problemas para dormirse solo.
  • Los padres pierden toda su intimidad de pareja y la habitación matrimonial deja de ser su espacio de privacidad.
  • El colecho tiene ciertos riesgos de seguridad, pues existe el peligro de que el bebé se caiga o se asfixie con una almohada, un edredón o incluso con el cuerpo de uno de sus padres.

Pero es como todo, no se puede generalizar. Habrá niños/niñas que se acostumbraran a dormir con los padres y que luego les costará mucho pasar a dormir solos en su habitación, y otros que en cambio llegará un día en que ellos mismo reclamaran tener su propio espacio. Por eso no me gustan las afirmaciones categóricas, cada niño/niña es un mundo y no podemos predecir lo que va a pasar nada más nacer.

límite del colecho

Pero ¿dónde está el límite del colecho? Aquí es donde hay más controversia, porque si un bebe recién nacido duerme con los padres aún está más o menos aceptado, pero si ya tiene más edad, digamos más de 9 meses, seguro que recibe críticas.

La maternidad es así, todo el mundo se cree con derecho a opinar y dar consejos que no han sido pedidos, ya cuando solamente estás embarazada.

 

Opino que el colecho no es ni bueno ni malo, es decir, que cada familia tiene que hacer lo que crea que es mejor para su bebé y lo que vaya más con sus ideales. No dejéis que os coman la cabeza, ¿Queréis hacer colecho? ¿Os sentís cómodos haciéndolo? Pues adelante. ¿Preferís que duerma en su cuna? Pues adelante también. Y si la enfermera, la suegra, la vecina, o quien sea, os insiste una y otra vez tenéis dos opciones: o poneros firmes para que no os digan nada más o decirles que sí y luego hacer lo que os dé la gana.

Solo os daré un consejo, que creo que es muy importante: tanto en el colecho como en cualquier decisión de la educación y forma de criar a vuestro hijo/hija es vital que ambos miembros de la pareja (de haberla) estéis de acuerdo, sino os llevará a verdaderos problemas.

Personalmente me encanta hacer colecho, y me parece muy práctico hacerlo. Lo practiqué con mi hijo mayor y lo estoy practicando ahora con mi hija. Me da tranquilidad tener al bebé al lado y saber que está bien, y me parece muy práctico tenerlo al lado y no tener que ni levantarme para atenderle por la noche. Me parece bonito hacerlo y me costó bastante “sacar” a mi hijo de la cama (unos 9 meses), pero también creo que todo tiene un tiempo y un límite y, llega una edad, en la que es mejor que él tenga su espacio y la pareja el suyo.

Así que, a quién le apetezca, ¡a colechear y los demás chitón!

Sígueme por email

Comparte si te ha gustado

4 comentarios

  1. Yo ls gente que con dos años y aun duerme con los hijos de verdad que no lo entiendo…no me parece muy normal!!

    • Bueno, cada familia toma sus decisiones, todas validas. Yo en un tema como el colecho no me pongo ni a favor ni en contra, me gusta el colecho y como todo, tarde o temprano, tiene un límite. Tengo mi opinión personal, que es la elección que escogemos llevar a cabo (no más del año), pero no me parecen mal las otras.
      Gracias por comentar!

  2. Pingback: Madre Desnaturalizada

  3. Pingback: ¿Cómo conseguir que tu bebé duerma toda la noche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.