La lactancia materna está sobrevalorada

la lactancia materna está sobrevalorada

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda dar lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, y luego introducir la alimentación complementaria y mantener la lactancia hasta el año. Por eso, hoy en día todo el mundo sabe de sobra que lo mejor para el bebé es la lactancia materna. Eso es innegable, la leche materna contiene todos los nutrientes esenciales para el bebé y es un alimento totalmente natural. Protege al bebé de alergias, diabetes y obesidad. Además, entre sus ventajas está que la llevas a todas partes y es gratis. Pero también tiene desventajas, principalmente que no puede ser una tarea compartida con la pareja y se crea una gran desigualdad en la crianza.

Elegir entre la lactancia materna o la lactancia artificial es una decisión muy personal. Hay mujeres que eligen dar el pecho y lo disfrutan. Otras mujeres que quieren dar el pecho, pero se les hace muy doloroso o complicado y deciden abandonarlo y pasarse al biberón. Y otras mujeres que deciden no dar el pecho por los motivos que sean, prefieren optar por la lactancia artificial y dan directamente el biberón.

Todas se merecen respeto. Ninguna debería ser juzgada ni tener que andar justificando su decisión.

 

la lactancia materna está sobrevalorada

Pero no es así. Hay abierta una guerra entre madres que parece no acabar. Es por eso por lo que siento la necesidad de escribir este post. Y yo pregunto, ¿tan increíblemente ventajosa es para el bebé la leche materna? Sinceramente creo que -y que conste que es mi opinión- la lactancia materna está muy mitificada. A nivel nutricional es mejor, eso es indudable, es más natural e idónea para el bebé. Comparar la leche materna con la leche de fórmula es como comparar una compota de fruta casera recién hecha con un potito industrial. Pero se le da un aire místico y una fama de tener muchas otras ventajas más allá del poder nutricional.

Hay afirmaciones que he leído por la red y que no estoy para nada de acuerdo. 

 

  • Dar el pecho hace que no se pongan enfermos. FALSO. Tras varios años trabajando con niños doy fe que se ponen enfermos igual. Todos, coman lo que coman. Si no ni se molestarían en ponerles vacunas. He tenido muchos bebés de pocos meses que tomaban pecho y estaban con bronquitis, otitis, fiebre, etc.
  • Si no das el pecho no vas a crear un vínculo afectivo madre-bebé. FALSO. Y además me parece muy cruel afirmarlo. El vínculo afectivo no se crea por dar de comer si no por abrazar, hablar, sonreír, mirar, besar. Si no las madres adoptivas no crearían nunca un vínculo con su hijo, ni los padres. Puedes dar el pecho mirando el Twitter o dar un biberón mientras le acaricias. No es el tipo de comida lo que crea esa relación especial si no las interacciones del día a día.
  • Los niños que toman pecho son más inteligentes. FALSO. La inteligencia viene dada por la herencia genética, la educación y el contexto, no por la comida. Hay generaciones enteras alimentadas con pecho y con pluralidad de inteligencias, y viceversa.
  • Los niños que toman pecho serán más altos. FALSO. Si claro, y más guapos. La altura viene dada por la herencia genética y por la alimentación al largo de la infancia y adolescencia, no solo durante los primeros meses. Ya puedes dar pecho que si los padres son bajitos no va a ser jugador de la NBA.
  • Es un momento precioso entre madre e hijo. DEPENDE. Es cierto que, si se tiene una lactancia fácil o cuando ya está consolidada, puede ser un momento íntimo y bonito. Pero cuando a la lactancia la acompaña el dolor, las grietas, las mastitis, puede ser un infierno. Y dando biberón la madre también puede tener un momento precioso, al igual que el padre.

Es por eso por lo que considero que, aún siendo la mejor opción a nivel de salud, la lactancia materna está sobrevalorada.

Espero no arder en la hoguera por decir todo esto. Sé que hay algunas que van a poner el grito en el cielo, y mi intención no es crear polémica, pero si romper con mitos que no hacen más que culpabilizar a madres que, por el motivo que sea, han decidido dar biberón y no pecho. Madres como yo.

Sígueme por email

Comparte si te ha gustado

15 comentarios

  1. Completamente de acuerdo contigo en todo. Me encanta tu valentía al contarlo sin tapujos. Un olé muy grande para ti!!!!

    • neurasdemadre

      Es que hay que empezar a empoderarnos las mujeres, y para mi el feminismo es hacer lo que nos dá la gana sin tener que ser juzgadas. Hay muchos mitos alrededro de la lactancia y otros temas de la maternidad que lo único que hacen es oprimirnos más! Gracias por pasarte y comentar!!

  2. Yo si LM y bonito lo justo. Pase por dos mastitis y eso me hizo vivir pegada al sacaleches para no recaer ya que producía más de la que mi hijo comía. Me sacrifique porque era lo mejor para el (natural, bla, bla, bla…) pero en ocasiones hubiera preferido al menos tener mixta para repartir trabajo (y tener que sacarme menos)

    • neurasdemadre

      Yo creo que el problema de la LM es el “cueste lo que cueste” que imponen, y todas sabemos que es lo más sano y natural, pero no a cualquier precio. Yo siempre digo lo mejor para el bebé es que la madre esté FELIZ. Gracias por comentar!!

  3. Pingback: La Liga de la Tetina: yo soy de biberón | Neuras De Madre

  4. Gracias por tu post. Ojalá lo hubiera leído en su momento porque no me hubiera sentido TAN culpable por sufrir tanto con una lactancia muy dolorosa que me supuso una esclavitud.
    Es necesario defender esta postura. La postura pro lactancia a cualquier coste ya cuenta con muchos adeptos.

    • neurasdemadre

      Totalmente de acuerdo, sabemos que la LM es más saludable, pero no a toda costa, y sentir esa culpabilidad o esa presión no es nada bueno, a veces hay que mirar lo que nos hace más felices para poder estar nosotras bien. Muchas gracias por comentar!!

  5. Estoy de acuerdo en que no se debe culpabilizar o presionar a las madres con la lactancia. Pero la decisión se ha de tomar con la información real y objetiva que resulte de la evidencia científica disponible, para poder tomar una decisión informada. Luego está la situación personal y las facilidades (que en España no son muchas, teniendo en cuenta el tiempo de baja y la baja de lactancia). En resumen, fomentar la lactancia informando y facilitandola creo que es un buen objetivo. Y hay un montón de cosas en la crianza de los niños (de hecho, todo menos dar la teta ;-)) que puede hacer un padre sin que resulte una crianza desigual.

    • neurasdemadre

      Estoy de acuerdo, hay que fomentar la lactancia materna, pero no presionar, y creeme que existe la presión por hacerlo, yo misma me he encontrado y muchas compañeras mías, y a la presión le sigue la culpabilidad. Ese es el motivo de escribir este post. Por lo de infomación real y objetiva con evidencia científica, eso es un blog personal, donde cuento mi visión y mi experiencia, no da lugar y no lo da a entender. Gracias por compartir tu opinión, todas las visiones, con respeto, son validas 🙂

  6. Yo di lactancia materna en exclusiva a mis dos nenes y para mi fue lo más de lo más. Pero entiendo perfectamente que para otra madre no lo sea, máxime si sufre dificultades para amamantar. Dicho esto, es cierto que discrepo con dos observaciones tuyas. Una es que la leche materna sea nutricionalmente mejor que la leche artificial pues tengo entendido que es prácticamente lo mismo: es en la cuestión de los anticuerpos maternos, células T y demás donde radican la superioridad de la leche materna. Otra es la apreciación sobre la desigualdad en la crianza que supone dar de mamar para la madre. Confieso que no entiendo como se puede interpretar de esa manera algo que para mi es un privilegio, cómo hembra de la especie. Pero en la variedad está el gusto. Por lo demás, nunca leí que los niños de pecho fuesen más listos o más altos, y no me cabe en la cabeza que nadie pueda creer tal memez. Y lo de enfermarse más o menos es una discusión estéril pues habría que estudiar al mismo sujeto bajo ambas lactancias y en exactamente las mismas circunstancias para averiguarlo, lo cual es imposible. Se reduciría todo a apreciaciones subjetivas. También creo que es necesario visibilizar más esta postura porque efectivamente, es menos “molona” y algunas posturas defendiendo la teta no son justas ni saludables. Mi experiencia criando a pecho sin extremismos de ningún tipo la cuento en este post https://estacasaeslacomedia.blogspot.com.es/2017/06/la-lactancia-materna.html?m=1

    • neurasdemadre

      Me alegro mucho que para ti la LME fuera una experiencia agradable. La intención del post no és posicionar en una lactancio o otra, al contrario, sino quitar culpabilidad a madres que no han podido amamantar, o no han querido, y han sufrido presión, y creeme, la presión y las habladurías existen. Hoy en día se presiona por dar el pecho, y quién no lo da sufre, pero tambien es verdad que madres que dan lactancia prolongada se las critica por hacerlo. ¡Yo reivindico la libertad! Muchas gracias por tu aportación.

  7. Por casualidad he llegado a este post y me siento muy identificada. Tengo un bebé de 2 meses y le doy lactancia mixta. Intenté darle solo pecho las dos primeras semanas, le tenía colgado al pecho durante todo el día (casi no me podía levantar ni a mear ni a comer) pero perdía peso a pasos agigantados. A esto le añadimos las grietas y el dolor. Nada estaba siendo tan idílico como me lo había imaginado y no lo disfrutaba nada de nada. Al final añadimos un suplemento para que empezara a coger peso y lo conseguimos. Creo que si el bebé hubiera ido cogiendo peso, a pesar de tenerle colgado todo el día, hubiera seguimos con la LME, no sé hasta cuando pero en aquel momento si. Pero la pérdida de peso era preocupante. Ahora sigo con la lactancia mixta y disfruto muchísimo de mi niño. Le doy pecho cuando quiero, tenemos tiempo y estamos cómodos. Aprovecho el biberón para las noches y alternarlo cuando estamos en la calle. He de decir que al principio me costó aceptar que le tenía que dar leche artificial por la presión social y por alguna amiga radicalizada con la leche materna. A día de hoy lo he aceptado y disfruto mucho con lo que hago, sin agobios y sin dolor. Además, creo que el vínculo madre-hijo se puede conseguir dando biberón, con muchos abrazos, besos y consolándole en brazos cuando así lo pide.

    • Me alegro que hayas ido a parar aquí y que te guste el post. Creo que perseguir o juzgar la lactancia o la crianza no aporta nada bueno, lo mejor es que cada madre busque la mejor opción para ella, ya que madre feliz es sinónimo de buena madre. Si tu ahora les das mixta y te sientes bien así es genial, le das lo mejor de tu leche, el bebé coge bien de peso, y puedes delegar para disfrutarlo mucho más. Y las opiniones ajenas ni caso. Un gran abrazo!!

  8. Me ha gustado mucho tu post. Escrito desde el respeto y expresando tu opinión. Opinión que comparto en gran medida.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.