La (no) conciliación familiar

En la época de las cavernas, el hombre salía a cazar y la mujer se quedaba en la cueva a cuidar los hijos y a tener las paredes limpias para poder hacer pinturas rupestres.

Pasaron años y siglos, pero la dinámica no cambió, el hombre salía a trabajar con su traje y la mujer se quedaba en casa con el delantal a cuidar los hijos y tener la casa limpia y la cena hecha para su marido. La mujer no era considerada como un “elemento” productivo, sino que se ocupaba simplemente de las tareas domésticas, mientras que los hombres se dedicaban a trabajar.

Claro, no éramos productivas porque no llevábamos dinero a casa, sólo creábamos VIDA.

 

Pero sigo, que me voy del tema.

Fue durante la segunda guerra mundial cuando se produjo un cambio muy significativo. Como los hombres debían pelear en los frentes, las mujeres debían hacerse cargo de sus huertas y ganados, y a partir de ahí fue cuando se empieza a hablar de la mujer como elemento productivo. El papel de la mujer en esta época fue decisivo en la sociedad, y una vez terminada la guerra, la mujer no retomó sus labores en casa, si no que se incorporó al mercado laboral, lo que provocó un gran giro en la sociedad.

Hasta aquí todo bien. Nos costó, pero al final salimos a la calle a trabajar, a ser independientes económicamente, a poder estudiar, a enriquecernos culturalmente, pero ¿y los hijos? Pues aquí es donde hay un gran problema. Y no digo que el problema sea que la mujer trabaje, ni que tener hijos sea un problema ¡por supuesto que no! El problema es que no hay conciliación familiar.

Las madres trabajamos, las abuelas también trabajan, ¿y qué hacemos cuándo los hijos se ponen enfermos?  La sociedad no está hecha para que trabajen ambos progenitores, indistintamente de su género. Si trabajas en el sector publico aún podemos hablar de conciliación familiar, pero en el sector privado (en la mayoría de empresas) ni hablar.

 

NO es conciliación no poder llevar ni recoger a tus hijos al colegio.

NO es conciliación desear que no te llamen del colegio cuando sospechas que tus hijos están enfermos.

NO es conciliación tener que hacer malabarismos y varias llamadas hasta encontrar alguien que se pueda quedar con tus hijos cuando están enfermos.

NO es conciliación no poder quedarte tú en casa cuando tus hijos están enfermos y te necesitan a su lado.

NO es conciliación no poder llevarlos al médico o tener que esperar a hacerlo a última hora de la tarde.

NO es conciliación tener que recuperar la media hora que sales antes del trabajo porque la vecina que te ha hecho el favor se tiene que marchar.

NO es conciliación que en una entrevista de trabajo te pregunten si tienes hijos (además de ilegal) porque no les sale ‘a cuenta’ contratarte.

NO es conciliación que por tener hijos no puedas ascender laboralmente (o por querer tenerlos).

NO es conciliación que siendo autónoma reduzcas tu trabajo por estar con tus hijos, y por tanto bajen tus ingresos, pero pagues la misma cuota de autónomos que la de cualquier empresario.

NO es conciliación que siga habiendo jornadas laborales partidas que acaban a última hora de la tarde, mientras los colegios cada vez reducen más su jornada escolar.

NO es conciliación que los hijos tengan que estar largas jornadas entre colegio y extra-escolares porque sus padres trabajan hasta tarde.

NO es conciliación no poder estar con tus hijos hasta la noche.

NO es conciliación tener una baja por maternidad de solo 16 semanas.

NO es conciliación tener que dejar a un bebé de solo 16 semanas en una guardería porque no tienes otra opción.

NO es conciliación que llamen ayuda a una prestación de solo 100 euros al mes.

 

Y la lista sería interminable….

No, damas y caballeros, en España NO hay conciliación familiar. Y no hablamos de un problema personal, no, es un problema social. No es justo que solo las personas que pueden permitirse económicamente dejar de trabajar (o reducir considerablemente su jornada laboral) puedan criar y disfrutar de pleno de sus hijos. Tampoco es justo que haya que tener que elegir entre progresar en el trabajo o criar a nuestros hijos. Hay que ponerse las pilas ya para empezar a cambiar las tornas.

Y tu, ¿te has encontrado con estos problemas?

¿Te ha gustado?...Compartelo

16 comentarios

  1. Te paseas por mi cabeza?? Pq es exactamente lo mismo que opino yo!! Tampoco es conciliación pedir reducción de jornada y tener q ir a juicio a lograrla. Pero q se sigan llenando la boca los politicuchos q como ellos tienen niñera…

    • ¿En serio te ha pasado? ¡Que vergüenza! El problema es que quien gobierna no tiene problemas ni de conciliación, ni de niñeras, ni económicos, ni de nada. Es como cundo hablan de lo bien que va la educación publica y sus hijos van a colegios privados. Muy lógico todo.
      Gracias por comentar guapa!

    • Trabajar a turnos una semana de mañana de 8:00 a 15:30 y otra d tarde en l q tu horario es de 15:30 a 23:00 solicitar reducion de jornada para trabajar lo maximo posible en turno d mañana,q tu empresa t quiera llevar a juicio para q dcida un juez aun teniendo muchas posibilidades d rotarte por distintos puestos al tuyo como ya hicieran años atras por necesidad de la empresa y asi no perjudicar directamente solo al compañero de tu turno contrario ; q t tarde el juicio 4 meses y la sentencia casi 6 meses mas (11 en total,tu bebe ya tiene16 meses)mientras tu estas en un sinvivir y aguantando todas las mentiras q tuviste q oir en l juicio;ademas d todos los malos rollos y descriminacion q t hacen pasar tus jefes..,para q al final un juez no te de un horario conciliador y t qdes igual no tiene precio..en fin un desastre..lo q esta claro es q si no se antepone el bienestar de los niños a toodo lo demas..esta sociedad no tiene futuro..haya cada uno y su conciencia!!

      • Qué vergüenza ver como ni pasando a manos judiciales se encuentra una solución. Si des de arriba no se apoya para una conciliación lo tenemos crudo. Siento que no hayas podido tener el horario que por derecho deberías haber tenido, es muy triste leer historias como la tuya.
        Muchas gracias por leerme y por compartir tu historia, un abrazo.

  2. Yo estoy en el caso de ” es injusto que solo los que pueden permitirse dejar de trabajar puedan criar a sus hijos plenamente” yo he podido dejar de trabajar y cuidar de mi hija. Pero me gustaría trabajar no te creas. Tener independencia económica y no depender del dinero de mi marido… pero no me queda otra que asumir el papel de mujer no productiva. Lo que pudiera ganar trabajando 8 horas, se iría prácticamente todo a la escuela infantil. No nos sale a cuenta que cuiden a mi hija, pidiendo permisos cuando se ponga mala y a la mínima por estar de prueba me echen a la calle. Con lo cual, me he puesto a estudiar para alejarme lo mas que pueda (y va a ser dificilísimo) del trabajo precario que me van a ofrecer… pero esto tiene que cambiar por que por edad y mas cosas será cada vez mas complicado. Gracias por tu post. Ojalá la conciliación familiar en España se pueda lograr algún día.

    • No te sientas mal para nada de ‘no ser productiva’, es lo que tu dices, si te pones a hacer cuentas entre pagar guardería, canguro, comedor escolar y demás casi que no te sale a cuenta trabajar. Yo no he dejado de trabajar (soy autónoma) pero he reducido tanto que apenas cubro gastos. Es el precio que tenemos que pagar por poder estar con nuestros hijos. Esperemos que en un futuro se avance en una verdadera conciliación.
      Gracias por leerme y comentar!

  3. Muy cierto! Hablo mucho yo también siempre de que la lactancia materna por ejemplo solo puede mantenerse decentemente a costa de gastar días de vacaciones y/o pedir excelencias….a ver quién puede permitirse eso. Vergonzoso!!

    • ¡Exacto! Recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses pero solo dan 16 semanas de maternidad. Si trabajas es imposible mantener una LME. Es una vergüenza.
      Gracias por comentar!

  4. Mami Reciente Cuenta

    Aixxxxx grandes verdades.
    No es conciliar tener que pedir reducción de jornada con la bajada de sueldo para poder estar con ellos.
    No es normal que tengamos que estar así.
    En mi caso particular, este último año que ha estado en paro mi marido no me he tenido que preocupar de que pasara algo así. Pero sinceramente, no sé qué habríamos hecho si los dos trabajaramos a jornada completa.

    • Una más por añadir. Si es que la lista es interminable. Poder dejar de trabajar una temporada por criar a los hijos es un privilegio, pero hay quien no puede permitírselo económicamente, o quien no quiere renunciar a su carrera profesional. Que tengamos que estar lidiando entre estas adversidades es lamentable.
      Gracias por comentar guapa!

  5. Hola,

    ¿Y qué me dices de las vacaciones escolares? muchas veces las vacaciones de padres y niños no coinciden, y no es problema de que los niños tengan muchas vacaciones, no, los niños han de tener tiempo para ser niños, para jugar, para no hacer nada.
    Cuando un niño está enfermo, se debería poder pedir días libres para cuidarlo, no recuerdo en qué país, del norte, cómo no, era en el que tenías x días al año para poder cuidar a los niños si están enfermos…
    La baja maternal es de risa, se supone que hasta los 6 meses los niños deben ser alimentados exclusivamente con leche, ¿cómo hacerlo si la madre tiene que empezar a trabajar a las 16 semanas? la baja paternal debería ser mayor también, tiene derecho a poder disfrutar de su hijo también!!!

    • Mira esa la voy a añadir! Si es que la lista es inacabable…. Y como bien dices, el problema no es que los niños tengan vacaciones, si no que los padres no las tengan, y no todo el munso puede contar con abuelos ni se puede permitir pagar colonias o casals de verano. Y lo de la baja maternal lo mismo digo yo, recomiendan 6 meses de LME pero el permiso es mucho menor.
      Gracias por comentar guapa!

  6. Y tras 12 años luchando por ascender y defender con uñas y dientes por mi puesto de dirección en banca , el día que doy a luz y comunico a RRHH mi nuevo estado ,ellos me comunican que a mí incorporación me trasladan (por cierres de sucursales) a 1.000km de casa a un pueblo de 2000 habitantes….evidentemente no acepto y me acojo a un ERE.
    Desde ese momento soy madre pero también mujer en paro, desde ese momento he hecho millones de entrevistas donde al decir mi estado como mamá cambia el tono de voz del entrevistador, donde toman nota y me preguntan cómo compaginaré a mis hijos y mi trabajo…he vivido todo tipo de situaciones humillantes y lo peor es que tengo que agachar cabeza y en mi interior sé que es verdad, que será casi imposible compaginarlo , que lo que gane se irá en niñeras para las tardes y días extras de virus …
    En mi yo interior hay algo que me impide asumir mi papel de mujer “no productiva” . Soy mujer trabajadora , independiente y si, señores también soy madre!!!
    Por favor alcémos la voz , nos lo merecemos!!!!

    • Siento mucho leer tu historia, otro caso más de humillación y presión laboral por ser madre. Lamento lo que has tenido que pasar. Como vemos el tuyo es otro caso grave, y no es un caso aislado. Yo también me he encontrado con esta preguntas en procesos de selección y me he negado a responder, claro que no me han contratado, pero no tienen derecho a preguntar por tu vida personal. Te deseo que encuentres un trabajo más humanizado. Gracias por leerme y por compartir tu historia, un abrazo.

  7. Pues yo voy a añadir mi historia: soy ingeniero, 8 añitos en una multinacional en la que mi evaluación anual nunca bajaba de 4,5 (en una escala de 1 a 5). Tuve a mi hijo, volví a incorporarme con jornada reducida a la empresa y me encontré a los 6 meses con una evaluación de 2 y a los 10 meses con una “propuesta” de despido que tuve que aceptar porque esos 10 meses de trabajo fueron un desgaste emocional increíble.
    La directora de rrrhh me dió un abrazo de despedida – y eso que de antes apenas me había tratado – y me deseó mucha suerte.
    MI situación actual: como podréis suponer con mi curriculum no me ha costado mucho encontrar otro trabajo igual de bien pagado pero, como también podréis suponer – ni jornada reducida ni opción a teletrabajo con lo que tengo un niño de 2 años y paso 12 horas al día fuera de casa.
    Mi solución: madrugar mucho para estar de vuelta algo antes de las 6 de la tarde (y gracias a que la empresa en la que estoy me permite entrar a trabajar antes de las 8).
    En resumen: vaya mierda de conciliación, muchos derechos pero yo personalmente – con 19 años cotizados – no he tenido ni uno entero de jornada reducida.
    Hay mucho camino por andar

    • Me rompe el alma leer tu historia, siento mucho lo que has tenido que pasar. Lo tuyo es un caso grave, y por desgracia no es un caso aislado. Hay que unirnos y luchar para conseguir cambiar las cosas ¡ya! Te deseo poder encontrar una solución más humana. Muchas gracias por leerme y por compartir tu historia, un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *