¿Cómo conseguir que un bebé duerma toda la noche?

bebé duerma toda la noche

Todos los padres y madres queremos que nuestro hijo o hija duerma toda la noche. Y no hablo de no dormir una noche, no, hablo de no dormir una noche entera durante meses o incluso años.

Seguramente, si estás leyendo este post es porque te encuentras en estos momentos con las noches en vela a cuestas. No dormir bien es una situación habitual entre los padres y madres que tienen niños pequeños y puede afectar negativamente la calidad de vida, la relación de pareja y la vida laboral.

No dormir es agotador, no hay manera de suavizarlo, es así. El no dormir por las noches nos hace sentir cansados ​​y de mal humor. Nos cambia el carácter, nos hace discutir con la pareja, no rendir en el trabajo, ver todo más difícil de lo que es, y no nos permite disfrutar de la maternidad o la paternidad tanto como quisiéramos.

Es por eso, por lo que los “métodos milagro”, las soluciones mágicas para conseguir que un bebé duerma toda la noche, suelen tener mucho éxito entre los padres.

¿Por qué mi bebé no duerme toda la noche?

 

En primer lugar, debemos entender que un bebé que se despierta por la noche es un bebé normal. Despertarse por la noche es un método de supervivencia, lo llevamos escrito en nuestro ADN de mamíferos, es simplemente un instinto.

Un bebé se despierta por la noche por dos motivos: el primero es asegurarse de que su madre está cerca,  es decir, se despierta para tener seguridad emocional. El segundo motivo es la necesidad, durante las primeras semanas, de mantener unos niveles adecuados de azúcar en sangre y, por tanto, despertarse para comer.

Así que sí, los despertares nocturnos son normales y pueden ser frecuentes al menos hasta el año de vida. Ni hemos hecho nada mal, ni la hemos malacostumbrado. Es simplemente un bebé.

Entender por qué el bebé no duerme toda la noche.

 

En general, durante las primeras semanas de vida, nuestros hijos suelen alternar, tanto de día como de noche, tres horas seguidas durmiendo con un rato despiertos para comer. En total, estas pautas de sueño, vinculadas al ritmo de la alimentación, hacen que los bebés duerman entre dieciséis y veinticuatro horas al día.

Entre los seis y ocho meses ya pasan más tiempo despiertos durante el día y pueden empezar a hacer dormidas más largas por las noches. La criatura dormirá cerca de catorce horas durante todo el día.

Alrededor del año, el niño deja de dormir durante el día, y quizás sólo necesitará una siesta diaria.
Son orientaciones generales, hay que tener en cuenta que el sueño y la vigilia de cada bebé pueden ser diferentes.

¿Cuál es el más famoso método para que un bebé duerma toda la noche?

 

El más conocido es el método de entrenamiento del sueño, también conocido como Método Estivill.

El método Estivill ha sido un éxito de ventas en todo el mundo. ¿Por qué? Porque sencillamente, todos los padres y madres queremos dormir. Y lo que hace este libro, antes que nada, es hacernos creer que tenemos un problema. Y después, ofrece una solución milagro. Si lo lees, en las primeras páginas, afirma que todos los bebés de más de 6 meses deberían dormir la noche entera. Y si no, es que algo has hecho mal.

Pero, debemos saber, que no es oro todo lo que brilla en este sistema tan conocido. El método de entrenamiento del sueño tiene una parte positiva, en la que nos cuenta la necesidad de crear una rutina cuando se acerca la hora de ir a dormir. Pero también tiene una parte negativa, dicta que una vez ponemos el bebé en su cama no lo podemos coger bajo ningún concepto. No puede dormirse en brazos, ni con la madre cerca, ya que después, dice, cuando se despierte por la noche no sabrá volver a dormir. Y con esto no estoy de acuerdo.

Debemos saber que los niños hasta los 12-18 meses de vida no tienen ninguna capacidad de manipulación. Por lo tanto, cuando llora simplemente es que tiene una necesidad. No es que te quiera hacer la puñeta ni que te quiera manipular. Te necesita a su lado. No es hasta los 12-18 meses que el bebé es capaz de entender que aunque desaparezca de su vista, la madre sigue existiendo y que volverá. Por lo tanto, un niño pequeño que llora solo en su cama, lo está pasando realmente mal.

Es cierto que llega un punto, al cabo de mucho rato, que dejan de llorar. Pero no es porque haya entendido que la madre o el padre ya no volverá, no, es porque se ha dado cuenta de que llorar no sirve de nada. Nadie vendrá a calmar su malestar, sus figuras de vínculo principal, las únicas que conoce, no están. El niño deja de llorar, si, pero siente igualmente el estrés. Sólo deja de llorar porque sabe que nadie atenderá su petición. Mientras tanto, aunque no llore, sus niveles de cortisol (una sustancia que se produce con el estrés) siguen altos, al igual que cuando lloraba.

El método Estivill no es una buena opción, ya que sabemos que una crianza respetuosa repercute en un vínculo seguro y una mejor salud mental a la larga. Precisamente, los verdaderos trastornos del sueño (niños que se van haciendo mayores y se siguen despertando) a menudo vienen más por el hecho de probar muchos métodos diferentes para hacerlos dormir (hoy llorando en tu cama, al día siguiente con los padres, luego a su habitación) y asociar el momento de dormir con nervios, gritos o malestar.

bebé duerma toda la noche

¿Cómo podemos fomentar unos buenos hábitos para conseguir que un bebé duerma toda la noche?

 

  • Establecer una rutina con el bebé y cada noche hacer lo mismo antes de ir a dormir, creando un clima de tranquilidad: bañarlo, darle un masaje, hablarle suavemente, etc.
  • Fijar un mismo horario a la hora de llevarlo a dormir en su cama.
  • Si lo necesita, le podemos dar algún objeto que le acompañe y le transmita seguridad: chupete, muñeco, mantita, etc.
  • Al ponerlo a la cama darle un beso y hablarle con un tono de voz dulce que le ayude a sentirse tranquilo y seguro.
  • Desde el primer momento podemos ayudar al bebé a diferenciar el día y la noche con los estímulos ambientales: durante el día puede estar en un ambiente con luz y ruidos donde la familia haga vida, y por la noche es preferible que esté en la habitación con luz suave y sin ruidos.
  • A la hora de establecer hábitos y rutinas es importante que éstos sean consensuados y compartidos por todos los miembros de la familia, avanzando todos juntos en una dirección similar.

¿Y la solución mágica para que un bebé duerma toda la noche?

 

Vale, lo siento, se que tú buscabas una solución milagrosa para que tu bebé duerma toda la noche y yo te estoy tirando por tierra tu ultima esperanza. Mira, yo ahora mismo estoy igual, con una niña de pocos meses de edad que no me deja dormir por las noches. Y créeme, ¡lo que más deseo ahora mismo es dormir 8 horas seguidas! Pero las soluciona mágicas no existen, y el bienestar emocional de tus hijos es más primordial.

Simplemente, dad a vuestros hijos un vínculo seguro, recuerda que un niño que se despierta por la noche es un niño normal. Escoged la fórmula con la que todos podáis descansar (sea haciendo colecho, cada uno en su cama, o incluso medía noche de cada). Y sí,  se hace largo, incluso desesperante, pero tarde o temprano, todos los niños acaban durmiendo.

Paciencia, mucha paciencia, y muchas dosis de amor.

Sígueme por email

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.