Agentes influenciadores en los Adolescentes

Agentes influenciadores en los Adolescentes

Hoy os hablaré de los agentes influenciadores en los adolescentes.

Me han preguntado por las redes, que cómo me ha dado por escribir sobre adolescentes si soy madre de dos niños en la etapa infantil. Pues hace tiempo que, como psicóloga, trabajado con adolescentes y padres de adolescentes, y me apetecía plasmar aquí mis experiencias y reflexiones. La adolescencia es una etapa que me apasiona, y si a ti también te interesan ¡Sigue leyendo!

La personalidad es un conjunto dinámico de características psíquicas de una persona. Es lo que determina que un individuo actúe de determina manera ante una circunstancia. Por tanto, es un patrón de actitudes, pensamientos, sentimientos y un repertorio conductual que caracteriza a una persona.

Se han realizado estudios en los cuales los factores socioculturales influencian altamente en la personalidad. Es decir, el ambiente en el cual uno se encuentra afectará positiva o negativamente la personalidad del individuo.

Por eso, hay que entender que no es lo mismo que un adolescente crezca en pleno centro de Barcelona que hacerlo en un pequeño pueblo rural (sin afirmar que uno sea mejor entorno que el otro). El ambiente, el contexto en el cual se encuentra, causa un impacto sociocultural. Y en una etapa de grandes cambios, como hablamos en la anterior entrada, estos agentes influenciadores son claves.

Por tanto, en la configuración de la personalidad del adolescente, y en su definición de identidad, hay cuatro grandes agentes influenciadores:

La familia

 

La familia en esa etapa ya no sois lo más importante para ellos, en el sentido de vínculo socioafectivo. Cuando mayor papel toman los amigos, más protagonismo va perdiendo la familia. Pero, seguís siendo su modelo que seguir -aunque no lo reconozcan- sois sus figuras referentes que les proporcionáis seguridad y estabilidad. Es por eso, por lo que no es lo mismo crecer en un entorno seguro y estable, que en una familia desestructurada y disfuncional. Proporcionar modelos referentes positivos y seguridad emocional es vuestra responsabilidad, para que puedan crecer emocionalmente sanos. Los patrones que observen en casa muy posiblemente serán los que reproducirán en su día a día. Si observan machismo lo más posible es que lo reproduzcan. Si observan dialogo, tendrán más estrategias para debatir con los demás. Cuidad bien vuestros modelos de conducta y vuestras interacciones con ellos.

Las amistades

 

Los amigos en esta etapa toman un papel fundamental. A esa edad escogen a sus verdaderos amigos, y el sentir que forman parte del grupo para ellos es lo más importante a nivel socioafectivo. Ser aceptado por el grupo, formar parte del grupo de iguales, para los adolescentes es indispensable. Por eso se ejerce -a veces sin quererlo- la presión del grupo: “Si todos empiezan a fumar yo también voy a fumar, no sea que me dejen de lado” “Si todos se ríen de ese compañero yo también me voy a reír, no quiero que me dejen de lado” (recordemos que el bullying es siempre un fenómeno grupal).

No es buena idea prohibirles que vaya con amistades que no os gustan (a no ser que realmente los pongan en peligro). Ellos deben elegir libremente, encontrar su propia identidad. Que no os gusta que de repente se haya juntado con los “emos” y vaya todo vestido de negro, pues sintiéndolo mucho, os aguantáis. No debéis ejercer presión en su camino por encontrarse a ellos mismos. Pero si podéis darles estrategias para aprender a decir NO y no perderse en la presión social. Darles estrategias e información para no caer en conductas de riesgo.

El Instituto

 

Como he dicho antes, no es lo mismo ir a un gran instituto masificado que a uno pequeño. Repito, ni mejor ni peor, en todos hay conflictos, pero es diferente el contexto sociocultural. También influye el proyecto educativo del centro escolar, la vocación de los profesores -a veces nula lamentablemente-, la actuación de los docentes frente a dificultades (como el acoso escolar o el fracaso escolar). En definitiva, varios factores -fuera de vuestro alcance- influyen en el desarrollo escolar y personal de vuestros hijos. Un instituto para ellos es una microsociedad. Marca un antes y un después en su etapa vital. En vuestra mano está escoger un buen centro escolar.

Los medios de comunicación

 

Por último, pero no menos importante, el gran impacto en los adolescentes de los medios de comunicación. La televisión o el cine aún causa un gran impacto cultural en los adolescentes -y en adultos-, por lo que es vital analizarla y cambiar su narrativa. Sigue habiendo en mayoría películas o series cargadas de machismo y estereotipos de género. Estas influyen mucho en su percepción de género y en la manera de identificarse en sus roles. Lamentablemente, los adolescentes se identifican y aprenden con personajes como “A tres metros sobre el cielo”, dónde los celos y la violencia son una muestra de amor verdadero.

Y también les influyen, y mucho, las redes sociales, donde prácticamente me atrevería a afirmar que configuran la mayor parte de su autoimagen. Hoy en día los adolescentes construyen su autoestima marcada por un número de follows, like o comentarios. Y ojo, que hablo de los adolescentes, pero los adultos no nos quedamos cortos. Además, aprenden a relacionarse tanto en el mundo 2.0, que van perdiendo habilidades sociales, tales como el asertividad, la capacidad de defenderse, o hasta ligar.

Agentes influenciadores en los Adolescentes

¿Cuál debe ser vuestro papel como padres?

 

Mostrar que estáis allí, pero dando espacio. Darles un abrazo metafórico con un “Si me necesitas puedes contar conmigo”, pero sin agobiar, respetando su intimidad. Intentar confiar en ellos, aunque os cueste. Los adolescentes no son tan insensatos como nos pensamos -o no todos-, si les ofrecemos la oportunidad pueden ser responsables. ¿Que se equivocan? Si, igual que los adultos. Debemos darles la oportunidad de equivocarse, y que aprendan de sus errores.

A veces no dejamos que crezcan y se hagan mayores, los seguimos tratando como niños. Una muestra es una frase que escucho a menudo cuando doy charlas para padres de adolescentes:

          – No podemos salir hoy por que tenemos que estudiar” – me dicen algunas madres/padres.

         – ¿Tenemos que estudiar? ¿Tu, madre/padre, tienes que estudiar? – les pregunto.

Si los tratamos siempre como niños no van a crecer. ¿Que suspende por no estar encima? Que suspenda, y que aprenda de ello, no es el fin del mundo.

Y recordar, cuando sus cambios de humor o sus discusiones os superen ¡Respirad! Seguiremos hablando de este y otros temas en el próximo post.

Sígueme por email

Comparte si te ha gustado

5 comentarios

  1. eddi figueroa

    excelente me parece y practico para orientar a padres y madres que están en esta etapacon sus hijos e hijas

  2. Pingback: Hablar con los hijos Adolescentes

  3. Pingback: Hablar de sexo con los hijos

  4. Pingback: Cómo poner límites en los Adolescentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.